Print this page

Luz Verde a la construcción de las redes de radiotelescopios más grandes del mundo.

Imagen en que se fusiona antenas reales ya instaladas en los dos emplazamientos con representaciones artísticas de las futuras. De izquierda a derecha: Antenas de SKA-mid y del radiotelescopio ya existente MeerKAT en Sudáfrica, y la estación prototipo AAVS2.0 junto con estaciones de SKA-Low en. Crédito: SKAO, ICRAR, SARAO.

Sede Central del SKA Observatory, UK, martes 29 de junio de 2021 – Los estados miembros del recientemente formado Observatorio del SKA (SKAO de sus siglas en inglés) aprobaron, en la última reunión de su Consejo, el comienzo de la construcción de los telescopios del SKA en Australia y Sudáfrica. 

Los dos telescopios, denominados SKA-Low y SKA-Mid, nombres que describen los rangos de frecuencia que cada uno cubre, serán las dos mayores y más complejas redes de  radiotelescopios construidas hasta la fecha.

La aprobación de la construcción de los telescopios del SKA tiene lugar tras la creación este mismo año del SKAO bajo la figura de una organización intergubernamental , y la publicación el pasado año de dos documentos clave, la Propuesta de Construcción y el Plan de Constitución e Implementación del Observatorio. Dichos documentos son la culminación de siete años de trabajos de diseño e ingeniería de más de 500 expertos de 20 países para desarrollar y probar las tecnologías necesarias para construir y operar estos telescopios de última generación. Once consorcios internacionales representando más de 100 instituciones incluyendo centros de investigación, universidades y empresas de todo el mundo, diseñaron las antenas, las redes de comunicación, la computación, el software y la infraestructura necesaria para el funcionamiento de los telescopios. En España, 22 centros y empresas han participado en 8 de los consorcios internacionales de diseño.

“Estoy exultante. Este momento se ha estado gestando durante 30 años,” dice el Profesor Philip Diamond, Director General del SKAO. “Hoy, la humanidad está dando otro gran salto comprometiéndose a construir la que será la mayor instalación científica de este tipo en todo el planeta; no solo una si no las dos mayores y más complejas redes de radiotelescopios, diseñadas para revelar algunos de los secretos más fascinantes de nuestro universo.”

“Quisiera agradecer a todas las personas que han contribuido a que esto sea posible a lo largo de las pasadas décadas, desde el principio del proyecto hasta ahora, y en particular a todos los equipos que han trabajado tan duramente en los años recientes y que han seguido adelante a pesar de la pandemia en circunstancias muy difíciles para cumplir con los plazos y así hacer que este hito sea posible. Quisiera también agradecer a nuestros Estados Miembros por su visión y la confianza que depositan en nosotros invirtiendo en una infraestructura científica de gran escala y a largo plazo en un momento en el que las finanzas públicas están bajo una gran presión.”

“Quisiera añadir mi agradecimiento a los miembros del Consejo del SKAO y a los gobiernos que representan”, dice la Doctora Catherine Cesarsky, Presidenta del Consejo del SKAO. “Dando la luz verde al comienzo de la construcción de los telescopios del SKA muestran su confianza en el trabajo profesional que se ha hecho desde el SKAO para llegar aquí, con un plan sólido que está listo para implementarse, y también su confianza en el brillante futuro de esta innovadora instalación de investigación.”

Además de proporcionar ciencia emocionante y revolucionaria, la construcción de los telescopios del SKA producirá beneficios sociales y económicos tangibles para los países involucrados en el proyecto a través de retornos económicos directos e indirectos fruto de la innovación, las spins-offs  tecnológicas, la creación de nuevos empleos relacionados con la alta tecnología y el impulso a las capacidades industriales, entre otros. Un aspecto clave a considerar en el SKA ha sido una bien documentada previsión del impacto del proyecto (detallada en la Propuesta de Construcción), que esboza los múltiples beneficios que ya vienen llegando en los últimos años a los Estados Miembros y a sus comunidades gracias a su participación en actividades relacionadas con SKA. .

El proyecto SKA ha experimentado un progreso impresionante  en los últimos meses. Por un lado la exitosa finalización del proceso de ratificación del tratado del SKAO por los siete países firmantes iniciales, Australia, China, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Sudáfrica. Asimismo, los avances por parte de Francia y España para ser miembros del observatorio están siendo excelentes  Y se ha firmado un acuerdo de cooperación con la Escuela Politécnica Federal de Lausana en representación de Suiza, sumado al anuncio del Gobierno Suizo de su intención de unirse en algún momento al SKAO,  a la espera de la aprobación por su parlamento de la financiación necesaria para su participación. Otros países, entre ellos los que también participaron en la fase de diseño de los telescopios del SKA (Canadá, Alemania, India y Suecia), y otros de más reciente incorporación como Japón y Corea del Sur, completan la lista de observadores del Consejo.

“El compromiso asumido hoy por los Estados Miembros es una señal clara para que otros se incorporen y aprovechen los beneficios de participar en esta instalación de investigación única en su clase,” añade la Doctora Cesarsky.

El coste de la construcción de los dos telescopios y de las operaciones asociadas así como de las funciones de apoyo será de 2000 millones de Euros distribuidos a lo largo del periodo 2021 – 2030.

En los últimos años, la expectación de la comunidad científica por usar los telescopios del SKA para responder algunas de las cuestiones más fundamentales sobre nuestro universo ha sido creciente. Las reuniones recientes han demostrado este enorme interés, con cerca de 1000 científicos participando en la última Conferencia Científica del SKAO, celebrada en marzo de este año. Más de 1000 investigadores de cientos de instituciones en 40 países están involucrados en los Grupos de Trabajo de Ciencia del SKAO y están trabajando para asegurar que el nuevo observatorio pueda alcanzar rápidamente su máximo potencial científico.

“La comunidad astronómica española interesada en SKA sigue aumentando y está presente en los grupos de trabajo científico de SKAO”, destaca la Investigadora del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) Lourdes Verdes-Montenegro, Coordinadora de la participación española en el SKA. “Gracias a la participación española, desde hace varias décadas, en actividades relacionadas con SKA, nos encontramos ahora en una posición única para formar parte del SKAO,  participando en su construcción mientras nos preparamos para los proyectos científicos clave. Estamos ante la oportunidad de ser parte de una aventura científica que cambiará la forma de hacer ciencia, constituyéndose en referente en la aplicación de los principios de Ciencia Abierta, clave para una ciencia reproducible, colaborativa e inclusiva.

El Observatorio Radioastronómico Sudafricano (SARAO) y la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO) de Australia, socios locales del SKAO,  han mantenido un importante compromiso con las comunidades locales para preparar el inicio de la construcción. En Sudáfrica, SARAO tiene un acuerdo con la federación de organizaciones agrarias Agri-SA, muchos de cuyos miembros son propietarios de granjas que comparten límites con el núcleo del radiotelescopio MeerKAT o albergarán las antenas más distantes del núcleo del telescopio SKA-Mid (distribuidas en tres brazos espirales).

El diálogo respetuoso y el compromiso con las comunidades indígenas también ha sido una de las señas de identidad del proyecto, con la firma de un acuerdo entre el Consejo San de Sudáfrica (organización indígena sudafricana) y SARAO. Precisamente la semana pasada se recibió el apoyo al proyecto por parte de los Wajarri Yamaji, los propietarios históricos de la tierra en la que se construirá el telescopio SKA-Low.

“El SKAO será un buen vecino y trabajará con los agentes locales, y en particular con las comunidades indígenas, para garantizar que también se beneficien del proyecto SKA junto con otros actores a nivel nacional e internacional”, añadió el profesor Diamond. “Tenemos la firme intención de desempeñar nuestro papel para apoyar a las comunidades locales e impulsar la economía local”.

La licitación de los contratos principales de los telescopios del SKAO comenzará inmediatamente, habiéndose realizado ya en las pasadas semanas algunos estudios de mercado . Durante los próximos meses, SKAO iniciará el proceso asociado a la asignación de  unos 70 contratos en sus respectivos países miembros, mediante un proceso competitivo.

Se prevé que las primeras actuaciones sobre el terreno tengan lugar a principios del próximo año, prolongándose la construcción de los telescopios hasta 2028.  Las oportunidades para la ciencia temprana empezarán en los próximos años, aprovechando que las redes de radiotelescopios, también llamados radiointerferómetros, permiten la observación  con un subconjunto de las  antenas. Está previsto que los telescopios tengan una vida científica de 50 o más años

—————————

Sobre el SKAO

El SKAO, formalmente conocido como el Observatorio del SKA, es una colaboración global de varios Estados Miembros cuya misión es construir y operar radiotelescopios de última generación para transformar nuestra comprensión del universo, y ofrecer beneficios a la sociedad a través de la colaboración global y la innovación.

Con sede central en el Reino Unido, sus dos conjuntos de telescopios se construirán en Australia y Sudáfrica y serán las dos redes de radiotelescopios más avanzadas del mundo. Se prevé una ampliación posterior tanto en ambos países como en otros países africanos asociados. Junto con otras instalaciones de investigación de vanguardia, los telescopios del SKAO explorarán las fronteras desconocidas de la ciencia y profundizarán en nuestra comprensión de procesos clave, incluyendo la formación y evolución de las galaxias, la física fundamental en entornos extremos y el origen de la vida. Mediante el desarrollo de tecnologías innovadoras y su contribución a la resolución de los retos sociales, el SKAO contribuirá a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y aportará importantes beneficios tanto a sus miembros como a otros países.

El SKAO reconoce y agradece a los pueblos y culturas indígenas que han vivido tradicionalmente en las tierras en las que se encuentran las instalaciones del SKAO.

Datos y cifras importantes

– Coste total de 2.000 millones de euros, incluyendo 1.300 millones de euros de construcción (valor de referencia de la divisa: euros de 2020) y 700 millones de euros para los primeros 10 años de operaciones (valor de referencia: euros de  2021)

– Dos telescopios:

o 197 antenas en Sudáfrica, incluidas las 64 existentes de MeerKAT

o 131.072 antenas en Australia Occidental

– 710 PB (petabytes) al año de datos científicos entregados a los usuarios científicos cuando esté plenamente operativo

– 7 miembros fundadores del Observatorio SKA, entre ellos Australia, China, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Sudáfrica.

– Otros 9 países actualmente observadores en el Consejo del SKAO, incluidos los que participaron en la fase de diseño de los telescopios del SKA (Alemania, Canadá, España, Francia, India, Suecia y Suiza), y otros más recientes como Japón y Corea del Sur

– 500 ingenieros de 100 instituciones de 20 países que han participado en el diseño de los telescopios del SKA

– Más de 1.000 científicos de 40 países participando en el desarrollo de los casos científicos para los telescopios del SKA

– Duración de la fase de construcción: 2021-2029

– Inicio de las actividades de construcción: 1 de julio de 2021

– Inicio del comisionado del Observatorio y la primera ciencia: 2024

– Más de 50 años de ciencia transformadora

 

Contacto para medios

Lourdes Verdes-Montenegro

Coordinadora de la participación española en el SKA

Instituto de Astrofísica de Andalucía

E-mail: lourdes@iaa.es