Print this page

La Sociedad Max-Planck-Gesellschaft se convierte en nuevo miembro de la SKA Organisation

Sede central de SKA, 8 de mayo de 2019. La Sociedad alemana de investigación, Max-Planck, se ha convertido en el decimotercer miembro de la SKA Organisation tras la votación unánime del Comité de Dirección del SKA durante su reciente reunión en la sede central de SKA en Reino Unido.

La Sociedad Max-Planck se une así a la fase final de la SKA Organisation en la que se está supervisando la fase de diseño del telescopio. Esta fase se extenderá hasta que haya finalizado el proceso de transición hacia el Observatorio SKA, una organización intergubernamental constituida por medio de un tratado para gestionar la construcción y operación del SKA. Cualquier compromiso adicional por parte de Alemania en relación a su adhesión al Observatorio SKA queda todavía por decidir y será tratado en un futuro.

“Me complace dar la bienvenida a la Sociedad Max-Planck a la SKA Organisation como nuestro decimotercer miembro, un merecido reconocimiento por las inestimables aportaciones que Alemania ha hecho al proyecto SKA a lo largo de los años y especialmente durante la fase crucial de pre-construcción”, comentó la presidenta del Comité de Dirección de SKA, la Dra. Catherine Cesarsky.

Los centros de investigación y la industria alemana han sido una parte esencial de los proyectos relacionados con SKA desde sus inicios y tienen una participación significativa en el diseño de SKA. En concreto, la Sociedad Max-Planck aporta instrumentación en forma de detectores, sistemas de adquisición y análisis de datos para el radio-telescopio MeerKAT, un precursor de SKA que se integrará en la red de media frecuencia de SKA (SKA-Mid).

“Estoy muy satisfecho de ver a nuestros colegas alemanes consolidando su larga implicación en las actividades relacionadas con SKA tanto a nivel científico como industrial”, añadió el Prof. Philip Diamond, Director General de SKA. “Alemania tiene una gran experiencia en radioastronomía tanto en ciencia como en ingeniería y sus aportaciones seguirán siendo inestimables según nos vayamos acercando a la fase de construcción y operación del SKA.”

La Sociedad Max-Planck es una organización sin ánimo de lucro con 84 centros e infraestructuras de investigación. En colaboración con otras instituciones y empresas del sector industrial alemán, se ha involucrado en diferentes áreas del diseño de SKA, incluyendo los consorcios de diseño (Discos de media frecuencia, Aperture Array a Baja Frecuencia, Procesador Central de Señales, Procesador de Datos Científicos, Gestor del Telescopio y Transporte de Señales y Datos) y el trabajo de investigación y desarrollo de los consorcios Phased Array Feeds y Wideband Single Pixel Feeds.

La Sociedad Max-Planck ha financiado el prototipo de un segundo disco de SKA, SKA-MPI, que actualmente está en fase de construcción en Sudáfrica y en el que se combinarán componentes chinos, italianos y alemanes. Crédito: SARAO

Entre los institutos que componen la Sociedad Max-Planck se encuentra el Instituto Max Planck de Radioastronomía (MPIfR, por sus siglas en alemán), un miembro clave en el consorcio de ingeniería de las antenas de SKA. Junto con socios industriales alemanes como MT Mechatronics (MTM) y otros socios internacionales, el consorcio “Dishes”  se encarga del diseño de las antenas de SKA-Mid, que se desplegarán en Sudáfrica. Dicho consorcio ya ha suministrado dos prototipos de antena: SKA-P que está actualmente en fase de prueba en China y SKA-MPI, este último financiado por la Sociedad Max-Planck y encontrándose en fase de construcción en el emplazamiento donde se situará SKA, en la región de Karoo en Sudáfrica.

“SKA es una excelente oportunidad para astrónomos, ingenieros, físicos y científicos de datos. Además de convertirse en una fascinante máquina para realizar descubrimientos, SKA supera los límites de lo tecnológicamente posible, en particular, en el manejo y el análisis de ingentes cantidades de datos. La Sociedad Max-Planck se encuentra inmersa en estos estimulantes desarrollos científicos y tecnológicos y estamos encantados de poder contribuir, ahora de manera oficial, a los esfuerzos de SKAO”, indicó el Prof. Michael Kramer, Director del MPIfR.

Junto con otras empresas industriales alemanas, MT Mechatronics ha desarrollado el prototipo del dispositivo de elevación para los discos de media frecuencia de SKA. Crédito: MTM

La comunidad científica alemana lleva mucho tiempo interesada en el proyecto SKA, cuyo interés traspasa la esfera de la radioastronomía. Como muestra de ello, en 2012 publicaron el Libro Blanco alemán “German White Paper: Pathway to the Square Kilometre Array” y el memorando “Denkschrift 2017: Perspektiven der Astrophysik in Deutschland 2017-2030“ que es el equivalente alemán al Decadal Survey de Estados Unidos. La comunidad alemana también está muy involucrada en los Grupos de Ciencia de SKA y en los Focus Groups y representa el tercer mayor grupo de autores del Libro de Ciencia de SKA Advancing Astrophysics with the Square Kilometre Array”, que tiene más de 2.000 páginas y se publicó en 2015.

Alemania tiene décadas de experiencia en radioastronomía y aloja además el segundo radiotelescopio íntegramente móvil más grande del mundo, el radiotelescopio de Effelsberg, con un disco de 100 m. En funcionamiento desde 1972, el disco de 100 m se ha ido actualizando continuamente desarrollando y probando también la tecnología SKA en este telescopio insignia de MPIfR. En Alemania también hay seis estaciones del radio telescopio de baja frecuencia LOFAR (por sus siglas en inglés), un pathfinder de SKA que se extiende por Europa.

Sobre el SKA

El Proyecto Square Kilometre Array (SKA) es un esfuerzo internacional para construir el radiotelescopio más grande del mundo. El SKA no es un único telescopio, sino una colección de telescopios o instrumentos llamados array (conjunto) que se extienden en largas distancias. Se construirá en Australia y Sudáfrica, posteriormente se expandirá por ambos países y por otros países africanos.

La SKA Organisation, que se encuentra cerca de Mánchester, Reino Unido, ha liderado el diseño con el apoyo de más de 1.000 ingenieros y científicos en 20 países. La SKA Organisation está en proceso de transición para convertirse en el Observatorio SKA, una organización intergubernamental constituida mediante un tratado que se encargará de la construcción y operación del telescopio.

SKA llevará a cabo ciencia transformacional y ayudará a abordar las incógnitas fundamentales en nuestra comprensión del universo, entre las que se incluyen la formación y evolución de las galaxias, física fundamental en entornos extremos y los orígenes de la vida en el universo.

Más información en:

www.skaobservatory.org

https://spain.skatelescope.org