Print this page

SKA lanza el primer Reto de Datos Científicos a la comunidad astronómica

Un fragmento de la imagen del Reto de Datos Científicos de SKA, que corresponde a un gran Núcleo Galáctico Activo (AGN) visto por el futuro SKA-mid a 1.4 GHz (crédito: Organización SKA).

Sede Central de SKA, 26 de noviembre de 2018 – La Organización de SKA (SKAO) lanzó el pasado 26 de noviembre su primer Reto de Datos Científicos, proporcionando a los astrónomos una muestra de las imágenes extremadamente detalladas que generará SKA.

Desarrollado por el Equipo Científico de la SKAO, el desafío requiere el análisis de una serie de imágenes de alta resolución creadas a través de simulaciones de datos. Los investigadores pueden descargarse las imágenes y usar su propio software para encontrar, identificar y clasificar las fuentes.

El objetivo clave de del conjunto de Desafíos de Datos es preparar a la comunidad científica para el tipo de productos de datos que recibirán de las observaciones de SKA y para recopilar valiosos comentarios que servirán de base para desarrollar los métodos de reducción de datos.

«Estamos probando métodos para identificar y clasificar objetos de una manera eficiente y precisa. Las imágenes de SKA estarán repletas de fuentes, por lo que este proceso debe automatizarse», comenta el director científico de SKA, Robert Braun. «Queremos saber qué pueden deducir los astrónomos de estas imágenes y qué les ha llevado a dichas conclusiones».

«También estamos deseando involucrar en el reto a la comunidad de astronomía y física, yendo más allá de la de radioastronomía, para que puedan contribuir con sus conocimientos e ideas», añade Braun.

El primer Reto de Datos Científicos consiste en nueve imágenes de gran tamaño, cada una de 32.000 píxeles de lado y 4 GB de tamaño. Estas muestran cómo el conjunto de antenas de frecuencia media de SKA, que se ubicará en Sudáfrica, mostraría el cielo en ondas de radio a tres frecuencias diferentes (560 MHz, 1.4 GHz y 9.2 GHz), y a tres profundidades: 8 horas, 100 horas y 1000 horas de observación.

Entre los 10 millones de fuentes que hay en las imágenes del desafío de datos, se encuentran las galaxias que están formando estrellas (Crédito: Organización SKA).

Una observación durante un tiempo mayor permite a los astrónomos ver más profundamente el Universo, revelando más objetos dentro del campo de visión. Futuros Reto de Datos Científicos permitirán simular asimismo conjuntos de datos para el telescopio de baja frecuencia de SKA, el cual se situará en Australia.

«Esto es una representación del cielo excepcionalmente detallada, que ofrece una gran cantidad de información a los astrónomos», dice la científica del Proyecto SKA, Anna Bonaldi, quien ha liderado el desarrollo del desafío de datos. «Estamos entusiasmados esperando ver lo que nuestros colegas puedan sacar de este y de los desafíos futuros, los cuales se irán haciendo progresivamente más sofisticados en los próximo años».

«Con 4GB cada una, estas imágenes son ya complejas, pero son solo una fracción del tamaño de una imagen de SKA completo, por lo que podemos considerar esto como un “pre-calentamiento” para preparar a la gente para desafíos más grandes».

Para crear las imágenes, Bonaldi usó un modelo estadístico para los tipos de fuentes que existen en el universo, basado en los barridos del cielo más recientes realizados en muchas frecuencias diferentes. Esto le permitió predecir lo que SKA será capaz de ver, gracias a su elevadísima sensibilidad.

Hay alrededor de 10 millones de fuentes clasificadas en dos categorías: galaxias formando  estrellas como nuestra propia Vía Láctea, y Núcleos Galácticos Activos (AGNs, por sus siglas en inglés), tomados del Atlas de DRAGN de la Universidad de Manchester, un catálogo de imágenes de alta calidad de radio galaxias.

Este es el primero de una serie de desafíos de datos que la SKAO está planeando. Algunos se centran en la ciencia pero otros cubren aspectos tales como algoritmos de software o problemas de transferencia de datos.

«Este es un momento importante en nuestro viaje hacia la generación de resultados científicos con los telescopios de SKA en unos pocos años», comenta el Director General de SKA, Philip Diamond.

«Yendo juntos con la comunidad a través de estos desafíos implica que podemos estar seguros, no solo de estar construyendo un telescopio de categoría mundial, sino también de que la comunidad de usuarios esté lista y las técnicas y sistemas preparados, para que dichos usuarios puedan comenzar a trabajar cuando SKA esté operativo».

Las respuestas a este primer desafío de gestión de datos que se reciban antes del 15 de marzo de 2019 se evaluarán y presentarán en la Conferencia de Ciencia de SKA que tendrá lugar el mes siguiente. Los detalles de cómo participar están disponibles en la página  web de Ciencia de SKA.

Noticia original: www.skatelescope.org/news/ska-launches-science-data-challenge/

Sobre SKA

El proyecto Square Kilometre Array (SKA) es un esfuerzo internacional para construir el radiotelescopio más grande del mundo, liderado por la Organización de SKA, situada en el Observatorio de Jodrell Bank, cerca de Manchester. El SKA llevará a cabo ciencia transformacional para mejorar nuestro entendimiento del Universo y las leyes fundamentales de la física, observando el cielo con un detalle sin precedente y trazando un mapa celeste cientos de veces más rápido que cualquier instalación actual.

El SKA no es un único telescopio, sino una colección de telescopios, llamados array (conjunto), distribuidos a lo largo de grandes distancias. El SKA se construirá en Australia y Sudáfrica, expandiéndose después por ambos países y por los continentes de África y Oceanía.

Con el apoyo de 12 países (Australia, Canadá China, España, Francia, India, Italia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Suecia, Países Bajos y Reino Unido), la Organización de SKA ha reunido en el diseño y desarrollo del telescopio a algunos de los mejores científicos, ingenieros y responsables políticos del mundo y a más de 100 empresas e instituciones de investigación.