España en el SKA

El Square Kilometre Array (SKA) es una iniciativa a escala global cuyo objetivo es la construcción del mayor radiotelescopio del mundo, constituyendo uno de los grandes retos científicos y tecnológicos de la historia.

Debido a su potencial para propiciar grandes avances en el campo de la astrofísica, la astrobiología y la física fundamental, así como por los retos tecnológicos que conlleva en campos tan diversos como el Big Data, las infraestructuras de telecomunicaciones o la generación eficiente de energía limpia, SKA fue calificado con la más alta prioridad en las hojas de ruta de ASTRONET y de ESFRI, junto con el E-ELT, y ha sido designado ESFRI Landmark Project (Infraestructura Fundamental) en la actualización de la hoja de ruta de ESFRI de 2016.

Si bien los 10 miembros de la Organización SKA (SKAO) son actualmente Australia, Canadá, China, India, Italia, Holanda, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Suecia y Reino Unido, en el diseño de la fase inicial trabajan conjuntamente alrededor de 100 organizaciones tanto industriales como de investigación, con más de 500 investigadores e ingenieros repartidos por todo el mundo, tanto en países miembros de SKAO como en otros países interesados en el proyecto.  España se encuentra entre ellos, teniendo la categoría de país observador de la SKAO. Naturalmente el proyecto SKA está abierto a la entrada de nuevos socios.

El IAA-CSIC es la institución que ha liderado en los últimos años la participación española, siendo Lourdes Verdes-Montenegro, la coordinadora de la participación científica y tecnológica española en SKA. Ello se ha plasmado en que, actualmente, 24 investigadores de 9 centros españoles participan en 9 de los 11 principales grupos científicos del SKA. Además, 119 investigadores de 40 centros españoles han participado en el Libro Blanco Español del SKA.

Screen-Shot-2015-06-08-at-11.31.13

120 investigadores españoles de 40 centros españoles diferentes participaron en 2015 el libro “Spanish SKA White Book“, que resume el interés de la comunidad científica española en el SKA. Crédito de la imagen: IAA-CSIC.

Asimismo más de 20 centros de investigación españoles empresas de tecnología están contribuyendo a los esfuerzos de diseño del SKA en 7 consorcios internacionales (Discos, Transporte de Datos y Señales, Procesador Central de Señales, Procesador de Datos Científicos, Gestión del Telescopio, Infraestructuras Sudáfrica e Infraestructuras Australia), con una participación hasta 2015 estimada en ~2 millones de euros reconocida por la Junta Directiva del SKA.

España es también un miembro activo (a través del IAA-CSIC y la UV) del SKA Communications and Outreach Network (SKACON), una red que se ocupa de la comunicación, difusión y otras actividades de divulgación del SKA.

SKA va a suponer una auténtica revolución científica de tal alcance que ninguna comunidad científica madura perdería la oportunidad de participar en el proyecto. Detectar la estructura de los primeros estadios del Universo después de su “Época Oscura”, los primeros agujeros negros supermasivos y la evolución de las galaxias hasta nuestros días; estudiar y poner a prueba la teoría de la Relatividad General con una precisión inédita; entender el origen y el momento en que se formaron los campos magnéticos presentes en la mayor parte de los procesos astrofísicos a todas las escalas; o dar pasos de gigante en la búsqueda de condiciones adecuadas para que se desarrolle la vida fuera del Sistema Solar son algunos ejemplos de la ciencia que SKA hará posible.

SKA abre la posibilidad de participar en el desarrollo de tecnologías en la frontera del conocimiento asociada a un proyecto internacional de mega-ciencia. Esta red de sensores a escala continental lleva asociado un desafío sin precedentes en el área de las comunicaciones, procesado de señales, Big Data y e-Ciencia, o suministro y almacenamiento energético, todas ellas áreas de un notable impacto social.

IMG_0992

En Febrero de 2016 el IAA-CSIC recibió la visita de diversos miembros de la SKA Organisation, así como de los líderes de los consorcios de Infraestructuras Australia y Sudáfrica y representantes del MINECO. Crédito de la imagen: IAA-CSIC.

La participación en un proyecto como SKA supone un vehículo para la internacionalización de la ciencia y tecnología españolas, pues reunirá a una gran cantidad de los mejores científicos, ingenieros y gestores del mundo con el fin de asegurar su éxito.

La fuerte implicación de nuestra comunidad científica en SKA garantiza una explotación científica de primera línea que, junto con la situación privilegiada en que nos hemos ubicado para contribuir al diseño y construcción de elementos de SKA de relevancia tecnológica y alto potencial de innovación pueden hacer de este proyecto un hito en la I+D+i española.

Organización de la participación de España en el SKA

España viene participando en actividades relativas al SKA desde los años 1990. El ‘European SKA Committee’ (ESKAC) ha contado con participación española desde los inicios de este comité de coordinación, siendo el representante hasta 2011 el Observatorio Astronómico Nacional (OAN, IGN). En noviembre de 2011 el MICINN aprobó la financiación del estudio de viabilidad de la participación española en SKA (proyecto VIA-SKA, IP: Lourdes Verdes-Montenegro, IAA-CSIC), y desde 2012 numerosos científicos e ingenieros españoles participan en diferentes grupos de trabajo de SKA, tal y como se detalla en las secciones Participación española en el diseño de SKA y Participación española en los grupos de ciencia de SKA.

La comunidad científica española mostró su interés en SKA ya en el año 2011 durante una reunión de la Red de Infraestructura de Astronomía (RIA) “Ciencia y oportunidades Tecnológicas en la era SKA”. Este interés se concretó también en la creación de la “Red Española del SKA” (IP J. C. Guirado, Universidad de Valencia – UV), financiada por el antiguo Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN), en el marco del Subprograma de Acciones Complementarias y Proyectos de Investigación no orientados (2011). Teniendo en cuenta este interés de la comunidad científica, el MICINN solicitó el status de Observador en el SKA Founding Board. Esta solicitud fue aceptada, si bien no llegó a concretarse debido al cambio del esquema de la entidad legal, la actual SKA Organisation (SKAO). Dicha figura fue posteriormente recuperada por la SKAO, y desde octubre de 2013 España viene siendo invitado regularmente a participar en las reuniones de la Junta Directiva de la SKAO en calidad de Observador.

En noviembre de 2011 el MICINN aprobó la financiación del estudio de viabilidad de la participación española en SKA (proyecto VIA-SKA, IP: L. Verdes-Montenegro, IAA-CSIC), a través del subprograma de infraestructuras internacionales. Dicho proyecto tenía como objetivo identificar los intereses y capacidades académicas, tecnológicas, e industriales en el SKA, y facilitar la incorporación de centros y empresas españolas a los consorcios internacionales que iban a diseñar el SKA. Como resultado, desde 2012 numerosos científicos e ingenieros españoles participan en diferentes grupos de trabajo de SKA.

Los avances conseguidos llevaron a que el Grupo de Radioastronomía de la RIA emitiera en noviembre de 2013 una recomendación al Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO, de quien pasaron a depender las competencias de ciencia tras la desaparición del MICINN) para que continuara supervisando el desarrollo de SKA como miembro asociado sin pago de cuota hasta 2016. Asimismo, recomendó que el MINECO considerara la participación como miembro de pleno derecho a partir de 2017, lo cual fue refrendado por el Comité Directivo de la RIA en enero de 2014.

En octubre de 2014 se organizó el “Spanish SKA Day” en el que participaron 18 instituciones científicas y más de 17 empresas. Crédito de la imagen: IAA-CSIC.

“Spanish SKA Day”, organizado en octubre de 2014 en el IAA-CSIC. Crédito de la imagen: IAA-CSIC.

En octubre de 2014 el “Spanish SKA Day” fue organizado por el IAA-CSIC en colaboración con la RIA. En él participaron 18 instituciones científicas y más de 17 empresas, mostrando el interés de los centros de investigación y empresas españolas de participar en el proyecto.

Las actividades a nivel científico y tecnológico en SKA realizadas en España hasta el momento, cuya visibilidad frente a la SKAO ha sido apoyada por VIA-SKA, dieron lugar a que España recibiera en mayo de 2015, la encuesta distribuida por la SKAO para valorar el interés de los estados miembros en los diferentes paquetes de trabajo relacionados con la construcción de SKA, denominada “Survey of SKA Member National Aspirations”. En dicho cuestionario, España puso de manifiesto cuáles podrían ser los principales ámbitos de su participación.

En diciembre de 2015 la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación (SEIDI) dirigió una carta al Director General de SKA indicando el interés de establecer un diálogo con la Organización para valorar posibles escenarios de adhesión de España.

IMG_7214

Participantes en la visita a la Plataforma Solar de Almería (PSA-CIEMAT) dentro de las actividades organizadas para el Spanish SKA Industry Day. Crédito de la imagen: IAA-CSIC.

CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial), en colaboración con el IAA-CSIC y la SKAO organizaron en febrero de 2016 el  “SKA Industry Day” con objeto de presentar el proyecto a las empresas españolas del sector interesadas. En dicha jornada participaron Phil Diamond (Director General de la SKAO), miembros de la ejecutiva, representantes de los consorcios de infraestructuras de Australia y Sudáfrica. Asistieron más de 80 participantes de alrededor de 50 empresas y centros de investigación españoles.

En Julio de 2016, dentro de la reunión bienal de la Sociedad Española de Astronomía (SEA), en Bilbao, tuvo lugar una sesión plenaria sobre el SKA, que contó con el Director General de la SKAO (Phil Diamond) y charlas de varios de los autores principales de capítulos del “Libro blanco español del SKA“.

En definitiva, el trabajo realizado durante los últimos años por las comunidades científicas, grupos tecnológicos e industria española los han llevado a posicionarse de forma estratégica tanto a nivel científico como de ingeniería para participar en un proyecto que va a suponer una revolución en la manera de hacer la ciencia.

Also In this section